Seguir adelante

«Levántate y lucha, ésta es tu pelea
levántate y lucha, no voy a luchar por ti»

Hora de actualizar el blog y contaros como nos va, a qué nos estamos dedicando y demás por primera vez en este 2014. Con esta cita de Ilegales creo queda bien marcado por donde van los tiros. Resulta que la crisis llega a todos los rincones, obviamente nosotros no íbamos a ser una excepción. Los recortes presupuestarios en otros campos y los dramas personales que dejan estos tiempos son infinitamente más importantes que lo que nos sucede a nosotros, pero desde luego «todo llega» y en este caso, todo nos llega.

Siempre hemos sido una asociación «low cost» y nuestros trabajos nunca se han caracterizado por los presupuestos amplios, y en muchos casos ni tan siquiera por tener presupuestos, pero ahora todo se agudiza y los recursos para continuar con las restauraciones que tenemos en marcha escasean o se limitan aún más. Quizá una de las ventajas de vivir en nuestra «permanente crisis» es que ahora esto no nos pilla de nuevas y que estamos acostumbrados a la economía de combate y a las situaciones más o menos precarias.

IMG-20131123-WA0016Un ejemplo más de ello es que nos hemos quedado sin el pequeño almacén del que disfrutábamos en Delicias en un vehículo, por lo que, ahora, que nuestro local pasa a ser forzosamente un sitio multiusos que hace las veces de almacén, taller, local de reuniones, etc… y en el que lo mismo hay un ordenador que un andamio, dos señales de vía, un punto kilométrico, o una pila de sillas. Pero esto no va de bajar los brazos y lamentarnos sin consuelo. Sigamos con los refranes y al mal tiempo buena cara. Ya estamos trabajando para solucionarlo y mejorar nuestras condiciones generales y todas nuestras actividades. Prueba de ello es la necesidad de un radiador nuevo para el motor del 9121. El del Zaragoza hacía aguas por todas partes y su reparación o la fabricación de uno nuevo a medida se escapaba a las posibilidades económicas disponibles, entre otras cosas porque no existen. Pero lo que no conseguimos con dinero lo conseguimos con creatividad, así que nos hemos puesto manos a la obra y ya tenemos un sustituto más que válido para el radiador-colador.

Toca hacer de la necesidad virtud y tirar de creatividad y racanería. Para todo esto nos ha sido muy útil ese síndrome de Diógenes que padecemos con ese lema que nos ha acompañado durante años de «aquí no se tira nada, todo vale» y seguimos en pie, y aunque sea a traspiés, continuamos. Así que Jose, uno de nuestros socios especializado en la parte mecánica os va a contar en la próxima entrada como estamos adaptando el nuevo radiador y como sufre -sufrimos- constantemente la «variedad» de criterios empleada en fabricación y posteriores reformas del 9121 a lo largo de su vida útil.

Así que, poco a poco, contra viento y marea, llueva o nieve, avanzamos poco a poco en nuestra misión y compromiso con la preservación de material ferroviario.

Publicado en Automotor 9121 (Zaragoza) y etiquetado .

Un comentario

Deja un comentario