Trabajos en el museo del ferrocarril

Un socio de AREMAF limpia las paredes de polvo preparándolas para pintar

Un socio de AREMAF limpia las paredes de polvo preparándolas para pintar

A excepción de subsanar pequeños desperfectos, las paredes y el techo del cuarto ya están completamente enyesados y pintados (todo blanco con un zócalo gris en las paredes); se ha colocado el rodapié; pintado las puertas y estamos sustituyendo la silicona vieja en los cristales e instalando las luminarias definitivas. Las tareas avanzan lentamente ya que las vamos combinando con otros trabajos en diferentes vehículos del Museo del Ferrocarril, pero esperamos tener el local perfectamente instalado antes del verano.Leer más

Trabajos en el local de AREMAF

Aprovechamos el parón laboral de vacaciones para continuar con más intensidad los trabajos para el Museo del Ferrocarril de Madrid – Delicias. Las tareas de «albañilería» del cuarto avanzan a buen ritmo y hemos saneado grandes zonas de las paredes y estamos a falta de terminar de sanear un área de yeso muerto próxima al techo y de eliminar las grietas del falso techo de escayola para comenzar a pintar. Estas tareas adquieren mayor dificultad debido a la gran altura a la que se encuentra el techo del cuarto.

Por otro lado, estamos trabajando en la puesta en marcha de la grúa de los Talleres de Villaverde Bajo y que fue restaurada por AREMAF en 2001 y que ha sufrido varios desperfectos desde que AREMAF no la mantiene.

Rehabilitación del cuarto en el Museo del Ferrocarril

Como resultado del convenio que AREMAF ha suscrito con el Museo del Ferrocarril de Madrid-Delicias, AREMAF dispone de un cuarto donde poder realizar sus trabajos de restauración dentro del propio museo. Este cuarto está ubicado en el edificio de la antigua estación de Delicias y se accede desde el exterior de la marquesina. En él estamos acometiendo trabajos de limpieza, bricolaje, pintura y mejoras en la instalación eléctrica para poder hacer de este espacio un taller donde acometer los trabajos; un almacén donde depositar nuestras herramientas y pertenencias y un local donde poder reunirnos para convocar nuestras asambleas y elaborar y analizar toda la documentación técnica que poseemos o desarrollamos en nuestros trabajos.

Las jornadas de trabajo están avanzando lentamente ya que las compaginamos con la reparación del carro eléctrico FENWICK y el compresor Atlas Copco propiedad del Museo y que serán herramientas muy útiles en los futuros trabajos.